sábado, 19 de enero de 2013



El Papa Benedicto XVI bendice al blog yo soy pastoreño, a todos sus seguidores y a los hermanos de la Divina Pastora de Cantillana.

Con motivo de los tres años que lleva en activo nuestro blog al servicio de la hermandad y de la devoción pastoreña, S. S. Benedicto XVI ha otorgado una especial bendición apostólica a este medio cristiano de difusión, haciéndolo extensible también a todos sus seguidores y a los miembros de la Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana, por la que se le ha pedido especialmente para que el Señor, por la intercesión de la Divina Pastora, la bendiga e ilumine en estos momentos y ante este año extraordinario de Fe y conversión.
Desde aquí agradecemos de corazón este gesto del Santo Padre.


.

15 comentarios:

Pastoreña hasta el hueso dijo...

Por Dios, esto es lo más grande!!! felicidades a todos los pastoreños por que tenemos un blog con muchisima categoria. VIVA LA PASTORA DIVINA VIVA SIEMPRE LA MISMA VIVA EL ORGULLO DE SER PASTOREÑO

Anónimo dijo...

Que categoría de blog!!! VIVA LA PASTORA DIVINA!

Anónimo dijo...

Como dice la sevillana, me he quedado "Frío" al ver la bendición Apostólica, no me la esperaba. Por Dios con ésto no hay quien pueda.

Jesús Cañavate Rodriguez dijo...

Como Pastoreño y como seguidor de este blog, me alegra en el alma que S.S Benedicto XVI nos imparta la bendición Apostólica. Y me gusta en especial el término que emplea para denominar a los destinatarios de la misma, " cofrades de la Divina Pastora de Cantillana", que en nuestro Argot vendrían a ser "los pastoreños". Excelente todas las publicaciones editadas con motivo de este tercer aniversario, pero esta última me ha dejado impactado. Desde luego esta celebración no ha podido tener un broche de oro, ni una clausura más apoteósica, si señor. Enhorabuena. VIVA LA PASTORA DIVINA Y VIVAN TODOS LOS PASTOREÑOS.

Anónimo dijo...

Jesús Barrera dijo... Felicidades una vez mas a los administradores de este blog por vuestra incansable labor y dedicación de extender la devoción de la Divina Pastora como nadie. Esta bencición concedida por su Santidad Benedicto XVI en la fiesta del beato Don Marcelo y hermano Mayor Perpetuo de nuestra Hermandad,corrobora la trayectoria y repercusión de este medio y que es motivo de satisfacción para los cientos de usuarios que valoramos este trabajo ejemplar y que especialmente agradecen el gesto al Santo Padre los seguidores dependientes a diario de este maravilloso blog.

Anónimo dijo...

Impactado me he quedado con la bendición de SS Benedicto XVI, por supuesto que corrobora la labor de este blog en pro de la Devoción a NUESTRA DIVINA PASTORA

Anónimo dijo...

esto no tiene nombre, que categoría mas grande.

Anónimo dijo...

Felicidades a los pastoreños de Cantillana por las dos bendiciones apostólicas que van a tener en este año de la fe, esta y la que seguramente tendremos próximamente.

Anónimo dijo...

Me he quedado con la boca abierta al ver esta bendición. Sois unicos.

juan jose romero dijo...

¡Tenemos un Papa pastoreño! Enhorabuena y que viva la Divina Pastora. Un saludo desde San Fernando.

Pastoreño con sentido común dijo...

¡Què escandalo! Me imagino los actos que organizaríais para conmemorar el año de la Fe, sería histórico. Pero nunca llueve a gusto de todos. Enhorabuena, sois imparables!

Anónimo dijo...

¡VIVA EL PAPA BENEDICTO XVI! ¡VIVA LA PASTORA DIVINA! Los pastoreños estamos de enhorabuena por los tres años de este nuestro blog y por algo lo ha bendecido Su Santidad, ¿no creen ustedes? Felicidades y ánimo para seguir difundiendo la devoción a la Divina Pastora, único fin que tiene este blog.

Anónimo dijo...

Felicidades a la Hermandad de la Divina Pastora de Cantillana por esta bendición del Santo Padre. VIVA LA DIVINA PASTORA!!! VIVA LA VIRGEN DEL ROCIO!!!
Fdo: rociero de Triana.

Anónimo dijo...

esto es un blog en condiciones y lo demas es tonteria!!!viva la pastora divina viva la reina de cantillana viva siempre la misma

Anónimo dijo...

Que blog más completo tiene la Reina de Cantillana. Felicidades a sus administradores por trabajar como trabajan por la Divina Pastora.

¡Viva la Pastora Divina!